Conclusiones tras introducir 300.000 Chromebooks en el distrito escolar Escuelas Públicas de Chicago

Información sobre Escuelas Públicas de Chicago

Escuelas Públicas de Chicago (CPS) es el tercer mayor distrito escolar de Estados Unidos, ya que cuenta con 642 centros educativos, 25.000 profesores y más de 350.000 alumnos. Según un estudio reciente de la Universidad de Stanford, los alumnos de CPS aprenden a un ritmo más rápido que el 96 por ciento de los distritos escolares de Estados Unidos.

"Muchos profesores están dispuestos a llevar su enseñanza a niveles nuevos inimaginables. Ya se preguntan qué será lo siguiente: empiezan a pensar en la realidad aumentada y la realidad virtual y en cómo pueden utilizar estas tecnologías. Es fascinante ver cómo cambiará la enseñanza".

Ronald Carroll, Director de Tecnología Educativa, Escuelas Públicas de Chicago

El secreto de los grandes despliegues de Chromebooks: la gestión de dispositivos

Repartir 300 Chromebooks entre estudiantes y profesores de un distrito requiere una planificación muy minuciosa. Si ese número se eleva a 3000, los responsables de TI y los tecnólogos de la enseñanza tienen que intensificar la planificación, el desarrollo profesional y las pruebas. En el distrito de CPS, que cuenta con 350.000 estudiantes, hicieron falta 300.000 Chromebooks.

Como explica Ronald Carroll, responsable de Tecnología Educativa del distrito, es fundamental que la gestión de los dispositivos sea perfecta cuando se van a preparar para usar miles de ellos, especialmente en un distrito en el que las decisiones sobre el uso de la tecnología y las opciones están descentralizadas y se basan en las distintas necesidades de cada centro.

"La parte de gestión del uso de los Chromebooks, es decir, la consola de administración y Licencia de Chrome Education, ha contribuido en gran medida a impulsar el programa 1:1", dice Carroll. "Y en especial me refiero a la posibilidad de delegar algunas tareas administrativas a nivel de centro educativo, que les da la libertad de elegir qué extensiones y aplicaciones se usarán, así como de personalizar pantallas de inicio".

Por qué utilizar los dispositivos en las aulas

Los Chromebooks aparecieron por primera vez en este distrito en el 2012, más concretamente en el instituto Chicago Academy, donde Carroll era coordinador de tecnología. "Teníamos en ese momento un director con visión de futuro que quería probar los Chromebooks, que entonces eran una novedad", comenta Carroll. La pequeña clase de preparación de acceso a la universidad fue la primera en probar 100 Chromebooks.

La mayor preocupación de Carroll por aquel entonces era asegurarse de que los dispositivos tuvieran una razón de ser, de modo que la tecnología no estuviera en las aulas por el mero hecho de tenerla. "Tuvimos que empezar con el 'porqué'", afirma Carroll. Partir de la idea de que, en un mundo en constante cambio, con los estudiantes preparándose para trabajos que aún no existen, la tecnología tiene que apoyar y transformar la enseñanza, no servir tan solo para hacer tareas administrativas. "Hay que ver la tecnología como una herramienta que beneficiará a los profesores, ya que son ellos los que consiguen que surja la magia en el aula".

Google Workspace impulsa la colaboración y la adopción de Chromebooks

Más o menos al mismo tiempo que el Chicago Academy High School recibió su entrega de Chromebooks, todo el distrito adoptó Google Workspace para 300.000 estudiantes y 25.000 profesores. "Una de las razones por las que lo hicimos fue la de crear un espacio de trabajo más abierto y colaborativo para profesores y estudiantes", dice Carroll. En muchos sentidos, permitir que los centros educativos tomaran sus propias decisiones les daba mucha libertad, pero el enfoque descentralizado dificultaba la gestión y también impedía que los profesores y el personal administrativo compartieran información y aprendieran de los aciertos de los demás.

Gmail sustituyó al sistema de correo FirstClass de OpenText y aportó a los profesores y administradores una manera coherente de comunicarse entre sí. A los alumnos de 9 años en adelante también les dieron cuentas de Gmail. La llegada de Google Workspace y Gmail, junto con la nueva asistencia técnica centrada en los dispositivos de todo el distrito, comenzó a agilizar la llegada de más Chromebooks en el 2015, ya que los dispositivos ayudan a los estudiantes y profesores a trabajar sin problemas con las herramientas de Google Workspace.

A finales del 2019, el distrito cuenta con 300.000 Chromebooks de Samsung y Dell. Los responsables de los centros escolares aún tienen libertad para elegir la tecnología que desean. Pero la gran mayoría opta por los Chromebooks, dice Carroll. "Nos encanta que las actualizaciones no interrumpan las tareas, que tengan lugar en segundo plano y que protejan los dispositivos automáticamente. Además, a los profesores y alumnos les encanta que los Chromebooks arranquen rápido", afirma.

Google Classroom se popularizó, como es lógico, a partir de que Gmail y los Chromebooks se convirtieran en herramientas habituales en las aulas de CPS. "Se ha popularizado", constata Carroll. "Ha impulsado en gran medida una mejor comunicación con las familias, algo con lo que los profesores suelen tener dificultades". En lugar de tener que preguntar varias veces a sus hijos sobre sus deberes y sobre cómo llevan el curso, y de ver solo las calificaciones finales, los padres y los alumnos tienen a su disposición resúmenes durante todo el curso escolar.

Gestión de dispositivos para mejorar el control a nivel de distrito y de centro educativo

La consola de administración de Chrome ha dado más control y más libertad a los responsables de CPS, al tiempo que ha agilizado el proceso de introducción de Chromebooks. A medida que los responsables de TI del distrito han ido asumiendo la gestión centralizada de los dispositivos y de Google Workspace, también se han dado cuenta de que para gestionar los Chromebooks se necesita menos tiempo que para otros dispositivos.

"Gracias a los Chromebooks, basta con que una persona de nuestro equipo de gestión de TI pulse un botón para cambiar algo en todos los dispositivos del distrito", dice Carroll. "Me parece increíble".

En el ámbito del distrito, los responsables de TI pueden utilizar Chromebook App Hub para descubrir aplicaciones o extensiones que necesita todo el distrito, como la aplicación Gopher Buddy que ofrece información sobre el uso. La consola de administración del distrito permite a los responsables de TI aprovisionar aplicaciones o delegar el control de algunos ajustes a los centros. Por ejemplo, determinados centros pueden querer ofrecer acceso a la aplicación MINDSTORMS de Lego.

Un modelo de desarrollo profesional de "formación de formadores"

Además de una gestión eficaz, el desarrollo profesional continuo es clave no solo para introducir los dispositivos, sino para garantizar que se utilicen prácticamente todos los días en el aula. "Parte de ello tiene que ver con adquirir los conocimiento básicos sobre lo que yo llamo 'machacar botones'", dice Carroll. "Es necesario entender dónde hay que hacer clic".

Pero Carroll quiere asegurarse de que los profesores puedan ir más allá de lo básico y se conviertan en creadores activos de lecciones atractivas que integren herramientas tecnológicas. Él y otros responsables de TI del distrito apoyan a los coordinadores de tecnología en cada centro educativo, que a menudo son bibliotecarios. En 2018, Carroll lanzó un programa para ofrecer "formación de formadores" a unos 140 profesores de 40 centros.

"La idea es que se conviertan en el equipo de asistencia interno, unos cuatro profesores por centro", explica. "El mayor problema es ser la única persona de un lugar que tiene todas las respuestas. De este modo, habrá varias personas con todas las respuestas. Y con el tiempo, los profesores pueden empezar a formar a otros profesores para que así podamos ampliar la formación con mayor rapidez".

Dos conferencias anuales sobre tecnología para profesores, una en abril y otra durante las vacaciones de verano, ofrecen una inmersión profunda en la tecnología del aula. "Además, estamos revisando todos los excelentes programas de desarrollo profesional que llevamos a cabo en el distrito para asegurarnos de que suplimos cualquier carencia sobre contenido tecnológico", afirma Carroll. "Queremos estar seguros de que cuando hagamos cualquier tipo de formación, incluimos la tecnología y el modo en que esta puede mejorar los resultados del aprendizaje y la implicación de los alumnos".

Los profesores son más creativos con Google Workspace

Cuando Carroll visita los centros educativos del distrito, ve cómo los Chromebooks y Google Workspace han cambiado la enseñanza y el aprendizaje, tal como predijo el director del Chicago Academy High School en el 2012. "Ahora ya no se cuestiona si necesitamos dispositivos, sino cómo podemos utilizarlos para implicar más a los alumnos y fomentar la colaboración en el aula", afirma Carroll.

Las diferencias también tienen que ver con el intercambio de información entre alumnos y profesores. "Un ejemplo de este cambio es el de los estudiantes a los que les da vergüenza participar y levantar la mano", comenta Carroll. "Ahora los alumnos pueden participar mediante los comentarios de Google Classroom y tener conversaciones de esa manera. Ese detalle alivia la presión y les ayuda a aprender y a participar de la forma que más encaja con ellos".

Una vez que los profesores dominan los conceptos más básicos y buscan nuevas formas de integrar los dispositivos en las clases, se vuelven más creativos. "Muchos profesores están dispuestos a llevar su enseñanza a niveles nuevos inimaginables", comenta Carroll. "Ya se preguntan qué será lo siguiente: empiezan a pensar en la realidad aumentada y la realidad virtual y en cómo pueden utilizar estas tecnologías. Es fascinante ver cómo cambiará la enseñanza".

Resumen

Qué querían hacer

  • Integrar dispositivos en la enseñanza en el aula
  • Formar a los profesores y a los alumnos en el uso de los Chromebooks
  • Abrir debates en torno a por qué es útil usar dispositivos

Qué hicieron

  • Se empezaron a implementar Chromebooks en 2012
  • Se añadieron 300.000 Chromebooks en un periodo de varios años
  • Se creó un programa de "formación de formadores" a nivel de distrito

Qué lograron

  • Se ayudó al distrito a centralizar la gestión de los dispositivos mediante la consola de administración
  • Se animó a los profesores a descubrir nuevas tecnologías disponibles para aplicarlas a la enseñanza en el aula