La Escuela Primaria Paganel recurre a las Chromebook de Google para que el uso de las laptops en el aula sea tan simple como recoger un lápiz

Google Apps ya había demostrado sus méritos como una herramienta de aprendizaje sencilla y extremadamente atractiva. Dado que se aloja completamente en línea, su compañera perfecta es la Chromebook. Este dispositivo tarda diez segundos en iniciarse, a diferencia de las antiguas laptops, que tardaban diez minutos.

Steve Philip, vicedirector de la Escuela Paganel

Desafío

Uno de los enfoques principales de Paganel es enseñarles a los niños cómo trabajar en equipo para obtener logros. Esto difiere del pensamiento tradicional, en el cual el aprendizaje independiente es la principal prioridad para los alumnos de las escuelas primarias, pero ayuda a preparar a los niños para la universidad y el mundo laboral, donde cada vez es más común trabajar en equipo desde diferentes ubicaciones. Los profesores y los alumnos ya utilizaban Google Apps for Education, el paquete gratuito de comunicación y colaboración en línea que incluye funciones como Gmail, Google Talk, Calendario de Google, Documentos de Google y Google Sites. Para aprovechar Google Apps al máximo, la Escuela Paganel también impulsó el uso de laptops como complementos educativos, con un conjunto de laptops disponible para usar en el aula. Sin embargo, es cada vez más evidente que estos dispositivos se usan con menos frecuencia, principalmente por el tiempo que tardan en configurarse.

Solución

Steve descubrió las Chromebook de Google y su uso en las escuelas a partir de un contacto estadounidense y decidió investigar sobre esta tecnología. Las Chromebook son laptops sin discos duros en las que no se almacena contenido en el escritorio y se puede acceder a todos los sistemas y programas por medio del navegador web. Esto brinda la posibilidad de acceder a la información y a los servicios desde la nube en cuestión de segundos. El año pasado, la Escuela Paganel adquirió un conjunto de 32 Chromebook y las distribuyó entre los alumnos de sexto grado, que tienen entre 10 y 11 años. Durante la clase, los alumnos tienen acceso a las Chromebook siempre que sea necesario y los demás cursos las piden prestadas para tareas específicas.